La moneda de 100 pesetas que se vendió por 164.000 euros


La casa numismática Cayón batió ayer su marca al adjudicar una moneda de oro de 100 pesetas por 164.000 euros, 64.000 más que el precio de salida. La pieza, acuñada en 1871 durante el breve reinado de Amadeo I de Saboya (fue proclamado rey en 1871 y abdicó en 1873), formaba parte de un conjunto de 513 lotes, 400 de ellos monedas de ocho escudos cuyos precios alcanzan los 40.000 euros.

El elevado precio de salida de esta pieza se debía, según ha explicado el director de la casa de subastas, Clemente Cayón, tanto al bajo número de ejemplares existentes (se conoce que se acuñaron unas 12 monedas para ser entregadas a personalidades destacadas de la época, aunque hoy en día existen no más de ocho) como a su buen estado de conservación, a excepción de unos pequeños rayones. Además, se trata de uno de los primeros ejemplares de este tipo de peseta, ya que en 1868 el Gobierno Provisional decretó, tras el derrocamiento de Isabel II en la revolución de la Gloriosa, que la peseta se convertiría en la nueva moneda de España y los territorios de ultramar.

Las acuñaciones en oro amarillo (denominadas en la jerga numismática como áureas) son por lo general muy apreciadas por los coleccionistas por su rareza. En este caso, el breve periodo del reinado de Amadeo I de Saboya y el escaso número de ejemplares hacen que su singularidad sea aún mayor. La casa estimó que la puja alcanzaría los 150.000 euros, cifra que se ha acabando superando en 13.000. "Ha habido varios postores intentando adquirir el ejemplar; ha causado gran revuelo y expectación", ha asegurado el director de la casa.

No es la primera vez que Cayón saca una pieza a precios tan elevados, si bien en este caso han batido su marca. En los últimos dos años sacaron una moneda de plata de 50 reales, acuñado en 1626 durante el reinado de Felipe IV, y que fue adjudicado por 96.000 euros; por un precio un poco inferior, uno 91.000 euros, adjudicaron una moneda de ocho escudos acuñado en oro en 1768 durante el reinado de Carlos III. Las personas que suelen interesarse en adquirir estos objetos "son coleccionistas o inversores interesados en el arte, la historia e incluso apasionados de la economía de otros tiempos pasados", ha destacado el director.

La exclusividad de estas acuñaciones las distingue en valor sobre las pesetas de plata del mismo periodo. "En el caso de las monedas acuñadas en plata, estas sí que circularon y se acuñaron grandes cantidades, superando los 24 millones de monedas. Se pueden vender ejemplares de plata de 5 pesetas a partir de 15 o 20 euros si su estado de conservación es malo", ha explica Cayón.

En la subasta también han salido 400 lotes de monedas de oro de 8 escudos datadas entre 1728 y 1823, y cuyo precio oscilaba entre los 750€ y los 40.000€. Las piezas proceden tanto de la península (Cádiz, Cataluña, Madrid y Sevilla) como de los virreinos que estaban bajo la Corona de España (Perú, Bolivia, Colombia, México...).


Fuente: elpais.com

Presentado el calendario de eventos numismáticos para el año 2018


Bajo el patrocinio exclusivo de la empresa jerezana PULIFIL SLU y con la colaboración de empresas líderes en el sector, NumisHunters SL presenta su calendario 2018.

A lo largo de! pasado año 2017, ya los coleccionistas de monedas, sellos, billetes y otros objetos han podido disfrutar de todas las jornadas que la empresa dirigida por el empresario madrileño D. Francisco Cuadrado ha celebrado a lo largo de todo el territorio nacional, en total, mas de una veintena de eventos en los que junto con la colaboración de empresas líderes como Numismática Saetabis, Miro Coleccionismo o Pulifil se han desarrollado con un contundente éxito en varias ciudades españolas.

Para el presente año 2018, la empresa coordinadora de estos eventos ha conseguido unir su proyecto de difusión y divulgación numismática a una mayor cantidad de empresas de este ámbito llegando a congregar un total de 23 eventos, los cuales serán desarrollados a lo largo de 17 ciudades españolas para tratar de acercar a la ciudadanía a la numismática, la filatelia y el coleccionismo.

Ciudades como Salamanca, Granada, Valladolid, Oviedo, Vigo, Jerez de la Frontera, Sevilla, Alicante, Lugo, Segovia, Burgos, Madrid, Vigo, Murcia, Gijón, León, y Albacete serán centros nacionales de la numismática nacional por un fin de semana este año, según palabras del coordinador y director del calendario, D. Francisco Cuadrado "para este año 2018 y años próximos queremos que todas las empresas que lideran este sector caminemos en la misma dirección, la dirección de la difusión y divulgación de nuestra profesión, queremos que todas las personas que acudan a nuestros eventos se sientan tan vinculadas como nosotros a este mundo, nunca podemos olvidar que alrededor de nuestro sector siempre se han encontrado otros como historiadores, economistas, arqueólogos o inversores, pues en muchas ocasiones la numismática, la filatelia o el coleccionismo nos han ayudado a escribir nuestra historia".

Por último, el empresario madrileño insta a que se puedan consultar en concreto todas las fechas y ciudades que albergaran en la web creada a tal efecto: www.numishunterscoinfairs.com, asimismo, a través del siguiente enlace se dispone de un acceso directo al mismo: CALENDARIO 2018.



Fuente: europapress.es


Los que coleccionan monedas con errores

Cospeles defectuosos, fallas en el proceso de acuñación o deficiencia del cuño, crean piezas especiales para juntar.



¡Atención lector! Desde el momento que leas esta nota, vas a prestar más atención a aquellos objetos redondos y metálicos que descansan en tus bolsillos. Porque, quizás, tengas entre tus manos, alguna moneda con error.

“Los erroristas son los coleccionistas más jóvenes del rubro numismático ya que tienen mejor vista, más tiempo para buscar y, a su vez, conlleva un menor capital para invertir. Es un mercado que tiene poco más de un lustro”, dice Ariel Dabbah, técnico en informática y poseedor de una colección con unos 1.000 errores.



En Facebook el grupo Monedas Argentinas Errores y Variantes, cuenta con casi 2150 miembros. Y ya desde la definición de ese grupo surge una polémica: “¿qué es error y qué variante? “Un error es una pieza que no debió haber pasado los controles de Casa de la Moneda, es único e irrepetible”, dice Dabbah. La variante, son monedas que difieren entre sí por una variación en su etapa de diseño.

Dabbah, editó, hace pocos meses, el primer libro sobre el tema (Errores de acuñación en la amonedación nacional 1881-2016) ya que faltaban referencias y habían ciertas dudas, como, por ejemplo, en el término “defectos de acuñación”. “Es cuando hay una falla en el cuño y este se serializa en varias monedas”, define el autor.


DEL METAL AL PAPEL. Un ejemplo de baño electrolítico incompleto, del libro de Ariel Dabbah, junto a la pieza original. 

Desde su origen, toda moneda corrió riesgo de ser presa de un error por deficiencias del cospel (la pieza metálica virgen sobre la cual se imprime el anverso y reverso), por defecto en el cuño de origen o por una falla durante el proceso de acuñación.

Y aunque no lo crean, hay un sinfín de errores y variantes. Entre los más conocidos figuran las monedas capadas (les falta un segmento circular, siendo piezas no perfectamente redondas, debido a una incorrecta perforación en la tira de cospeles), laminadas/laminaciones (cospeles más delgados y otros que se desprenden entre varias capas de metal), descentradas (la impresión del cuño queda desplazada en el cospel). También están las dobles acuñaciones (el mismo cospel recibe dos o más golpes de cuño) o bien la acuñación incisa y la incusa, esta última se produce cuando entre el cospel objeto de una acuñación y un cuño, se interpone una moneda, transfiriendo su relieve.


EJEMPLOS. Distintos tipos de errores en la moneda, sea por cospel, cuño o proceso de acuñación.

Si quieres ponerte manos a la obra con estos hallazgos y no desencantarte rápido en la búsqueda, lo aconsejable es dar con lotes de “toritos” o cabeza de Bazor, monedas emitidas en Argentina entre 1942 y 1950. “Esa serie se hizo con apuro y casi sin control de seguridad, el cospel era nacional. Es más difícil encontrar un ´torito´sin error que en perfectas condiciones”, dice Leonardo Landin, un referente en el tema.
¿Los errores más valiosos? Para Dabbah son los “ex profeso”, el que fue fabricado con una intencionalidad. “Por ejemplo, si agarro un cospel de $1 y lo meto en la acuñadora de 50 centavos. Son los mas llamativos pero, si pensamos mal, fue hecho adrede para el mercado de errores. En EE.UU. es considerado un delito gravísimo”.



El estudio de los errores también es frecuente en la numismática antigua. “Nos permiten saber algo más sobre la forma en que dichas monedas eran manufacturadas, como la acuñación incusa”, indica Damián Salgado, abogado y numismático.

Por otro lado, Alejandro Gutiérrez y Ricardo Veltri, de Adventvs (dedicado al estudio de la numismática antigua) expresan que los errores “son tan viejo como la moneda misma”. Y citan ejemplos que tienen a mano como un as incuso de Tiberio (14-37d.C), un follis de Helena (327-328d.C.) -que marca en ambas caras el anverso y reverso de la misma figura- o una moneda china medieval, de la dinastía Song (960-1289d.C.), cuyo molde de reverso quedo descentrado.


ACUÑACION INCUSA. Un caso de error en la numismática antigua, ocurrido en un as de Tiberio.

“En las monedas antiguas, acuñadas a mano (o fundidas) las acuñaciones tienen, en un alto porcentaje, algún grado de defecto: lo perfecto es lo excepcional. Esto último se da en las monedas medievales de oro y plata fina, que eran producidas con inmensos controles de calidad y operarios profesionales”, agrega Salgado.

¿A qué después de leer esto, ya revisarás con más atención tus bolsillos?


EL CRACK DEL ERROR NUMISMATICO. Leonardo Landin tiene una imponente colección de piezas. Algunas valen hasta 5.000 dólares. 




Fuente: clarin.com

Un hombre intentó sacar ilegalmente de Rusia más de una tonelada de monedas conmemorativas

SAN PETERSBURGO, RUSIA (Sputnik) — Empleados de la aduana de Kingisepp, en la provincia de Leningrado, detuvieron a un hombre que intentó sacar ilegalmente de Rusia una tonelada y media de monedas conmemorativas del Mundial de Fútbol 2018.



"Las monedas de valor nominal de 25 rublos y 10 kopeks y por un costo total de más de 4 millones de rublos ($70.000) debían ser trasladadas a la vecina Estonia", comentó la oficina de prensa de la aduana.

Las monedas iban repartidas en más 300 bolsas de polietileno y el hombre no ocultaba que llevaba una importante suma dinero y lo indicó en la declaración de aduanas.

Tampoco ocultó que su objetivo era vender las monedas con sobreprecio después de que comenzara el Mundial.

Los aduaneros determinaron que el hombre era ciudadano de otro país, pero no presentó los documentos que confirmaran su permiso de residencia en Rusia.

Finalmente la aduana de Kingisepp abrió un expediente administrativo por "comisión de operaciones monetarias ilegítimas".

La Copa Mundial de Fútbol en Rusia tendrá lugar del 14 de junio al 15 de julio de 2018.

Una moneda de colores de 30 euros para conmemorar el 50 aniversario del Rey Felipe VI

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda emitirá una moneda de colección de 30 euros para conmemorar el 50 aniversario del nacimiento del Rey Felipe VI, que se celebrará el próximo 30 de enero.


La moneda, acuñada en plata de 925 milésimas y cobre, tendrá un diámetro de 33 milímetros y un peso de 18 gramos, y se emitirá durante el primer trimestre de 2018.

El número máximo de piezas que se acuñarán será de un millón, aunque esta cifra podrá elevarse o reducirse en función de la demanda. La FNMT destinará hasta un máximo de cinco monedas de las acuñadas a los fondos numismáticos de su Museo.

En el anverso de esta moneda de colección aparecerá la efigie del Rey Felipe VI, con la leyenda 'Felipe VI Rey de España' en mayúsculas y el año de acuñación (2018). Los motivos y leyendas estarán rodeados por una gráfila de perlas.

En el reverso de la moneda se reproducirá el escudo en color del Rey Felipe y, a la izquierda, figurará una corona real, la cifra 50 y el numeral 18. Más abajo aparecerá el valor de la pieza (30 euros) y en la parte inferior, en sentido circular y en mayúsculas, la leyenda '50 aniversario de S.M. El Rey'. Al igual que en el anverso, los motivos y leyendas del reverso de esta moneda estarán rodeados por una gráfila de perlas.


Monedas antiguas: dinero que habla de la sociedad


"La palabra griega que significa dinero, chrema, tiene un significado que su traducción no puede transmitir plenamente. "Significa «necesitar» y «usar» al mismo tiempo", explicó Nicholas Stampolidis, director del Museo de Arte Cicládico (MAC) en una reciente visita a la última muestra del museo: "Dinero: símbolos tangibles en la antigua Grecia".

El dinero de hoy puede parecer invisible. Los pagos se depositan directamente en cuentas bancarias online. La gente puede pasar semanas sin intercambiar billetes o monedas de metal. Incluso las transacciones más básicas están relegadas a tarjetas plásticas, transferencias y quizá bitcoins. En ambos sentidos de chrema, la gente necesita y usa el dinero más que nunca; es difícil imaginarse intercambiar una fanega de trigo o un jarro de aceite de oliva por un par de zapatillas o un servicio de telefonía celular. Pero es difícil encontrar pruebas tangibles de esas transacciones. Explorar la tangibilidad de la moneda es lo que hace de "Dinero..." una muestra tan fascinante.

El museo ateniense se presentó por primera vez en asociación con la Colección Numismática del Banco Alpha, una muestra impactante de 85 monedas antiguas de la cuenca mediterránea, Asia Menor y Asia Central. Las monedas, las más antiguas de las cuales datan del siglo VII a.C., están acompañadas por 159 artefactos tales como jarrones, joyas, botellas de perfume y estatuillas, a préstamo de 32 colecciones arqueológicas diferentes de Europa.

El problema de los curadores es cómo lograr relacionar al público con monedas que son, en última instancia, pequeños discos metálicos, con inscripciones y grabados aún más diminutos.

Organizar a las monedas por tipo de metal aburriría a los espectadores. Presentarlas en una simple cronología destacaría sus cambios con el tiempo, pero distraería de su aporte a la civilización y a la cultura. En cambio, Stampolidis decidió destacar la naturaleza holística del dinero estructurando la muestra en torno de ocho unidades: transacciones, comercio, arte, historia, circulación de ideas, propaganda, sociedad y bancos. Así, al conectar los artefactos con las monedas, la muestra permite al visitante explorar el vínculo entre el dinero y la gente que la usó.

Estas monedas antiguas, a menudo diseñadas por artistas y escultores, actúan como pequeñas piezas de arte que traen mensajes del mundo antiguo. La primera moneda griega, producida en la isla Aegina, está estampada con una tortuga de mar, elegida porque era el animal de más larga vida que conocían los isleños. Una inscripción lineal de un cuadrado estampado dividido en cinco secciones decora la parte trasera de la moneda. La misma inscripción es hoy el logo del Banco Alpha, el mayor de Grecia. También está representada la enología, una parte integral de la antigua sociedad griega: una pila negra de uvas carbonizadas del siglo VIII a.C. excavada en Creta está junto a un dracma de plata estampada con una parva cargada de uvas. Se ve el mismo ícono impreso en las manijas de varias vasijas de vino.

A lo largo de los siglos, los gobernantes produjeron sus propios símbolos únicos en las monedas para dar una imagen positiva (riqueza agropecuaria, monumentos arquitectónicos) o ideas que favorecían (fortuna, victoria). Lo que se omitía era igual de simbólico. Durante el reinado de Alejandro Magno, su perfil estuvo ausente notoriamente de las monedas. Pupilo de Aristóteles, que alertaba contra la presunción, Alejandro puso en cambio a los antiguos dioses en sus monedas. Sus sucesores, por el contrario, estaban ansiosos por establecer paralelos entre su propio reinado y el gran emperador. La cabeza de Alejandro fue debidamente estampada junto a los nombres de una sucesión de emperadores en zonas tan alejadas como Bactria, en lo que es hoy el norte de Afganistán.

El viejo adagio que indica que "el dinero no compra la felicidad" parece salir arrojado por la ventana en la unidad de la muestra donde el ítem es "Sociedad". En el primer siglo a.C., el pueblo portuario de Delos fue un paraíso fiscal que atraía a comerciantes que se aventuraban al mar. Una excavación realizada en el año 1991 en una taberna local revela secretos hedonistas antiguos: en medio de la muestra de jarros de vinos rotos hay una pila de monedas con marcas de docenas de distintas sociedades: eran los ahorros de prostitutas luego de atender a clientes de todo el mundo.

Al comienzo de la parte titulada "Dinero", se ofrece una pequeña introducción de los precursores del antiguo dinero griego: el comercio por trueque, cabezas de ganado y pequeños pedazos de metal, que eventualmente cedieron su lugar a varas de un metro de largo llamadas obeloi. La mano masculina promedio podía sostener media docena de obeloi; la unidad de seis se llamaba drattomai. La palabra evolucionó a dracma, el nombre de la moneda griega antes del euro.

Algunos podrían sentirse tentados a hacer comparaciones con los problemas financieros de la Grecia moderna.

Pero el dinero de hoy ha cambiado hasta hacerse irreconocible: el Banco Central Europeo "emite" dinero -en realidad lo crea sin imprimirlo físicamente- para comprar bonos. Millones de dólares se "comercian" en mercados financieros en una centésima de segundo.

Estas y otras maquinaciones monetarias son tan distantes y abstractas que parecen entrar en contradicción con aquello del mundo antiguo, en el cual el dinero era tranquilizadoramente tangible.

El oro, incluso derretido, seguía siendo oro, cualidad que hacía creer a muchos que era mágico. Eso, por cierto, no evitó la inflación y los pánicos financieros que los antiguos griegos padecieron. Pero estas monedas hermosas y sus detalles humanos -atletas que se flexionan y también laureles- recuerdan un tiempo en el que el dinero, al menos, era algo que la gente consideraba que entendía.



Descubren un tesoro de monedas romanas de oro y plata en una mina de Huelva

Los técnicos han datado el hallazgo de las piezas, que originalmente estaban dentro de una bolsa de cuero, entre finales de los siglos I y II d. C


El servicio de Patrimonio de Atalaya Mining, empresa propietaria del proyecto Riotinto, ha descubierto un tesoro de más de 40 monedas romanas de oro y plata, principalmente de época de Nerón y Trajano, durante una intervención arqueológica en los terrenos de la mina onubense.

Los técnicos han datado el hallazgo entre fines de los siglos I y II d. C, de lo que parece que es un tesoro escondido, cuyo dueño nunca pudo recuperar, ha informado la compañía minera en un comunicado. El descubrimiento se hizo durante la intervención arqueológica preventiva de una zona donde se instalará una nueva estructura metálica. Uno de los arqueólogos de Atalaya encontró mientras trabajaba en el yacimiento un conjunto de monedas, en su mayoría agrupadas, ya que posiblemente estaban originalmente dentro de una bolsa de cuero.

Por otra parte, la compañía ha informado del inicio de las excavaciones arqueológicas en el yacimiento romano de Corta del Lago, relevante para tener un mejor conocimiento de la antigua ciudad romana de Urium. Dicho yacimiento se sitúa al norte de la mineralización, en el entorno de la antigua corta del mismo nombre, la excavación tiene una extensión de 3.391 metros cuadrados y durará al menos 18 meses.

El objetivo de la intervención es completar la información histórica y arqueológica de la evolución urbanística de este asentamiento, el más complejo de Riotinto, y obtener una secuencia de las diferentes fases históricas, e identificando su topografía original. Finalmente se analizará el registro artefactual arqueológico, correlacionado con las distintas fases constructivas y niveles sedimentológicos para aportar una valoración cronológica y cultural e identificar las actividades económicas y de explotación y transformación del medio asociadas a un marco cronológico.

El asentamiento

Corta del Lago, situado en el conocido como Llano de los Tesoros, es uno de los asentamientos de mayor relevancia de la zona y su importancia como yacimiento radica en que es el único de la Faja Pirítica donde se dispone de secuencia estratigráfica desde el Bronce Final Inicial hasta el siglo IV d. C. y que podría llegar al siglo V. Es conocido desde los trabajos de Luzón y Ruiz en 1970 y en décadas posteriores diversos expertos siguieron trabajando en varias fases, la última entre 1985 y 1990, desarrollando campañas de excavación.